Mensaje

Vara lleva el problema del camalote a Bruselas

PUEBLOS
Modificar el tamaño de letra:

Fernández Vara en Bruselas

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado este martes en Bruselas por trabajar de forma conjunta entre el Ejecutivo regional, el Gobierno de España y la Unión Europea (UE) para atajar el problema del camalote en el río Guadiana.

 

 

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones minutos antes de mantener una reunión con la eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Clara Eugenia Aguilera, con quien ha tratado, entre otros asuntos, la problemática del camalote en el río Guadiana.

 

Se trata de la primera visita que el jefe del Ejecutivo extremeño ha realizado a Bruselas, donde va a participar en la 114ª Sesión Plenaria del Comité de las Regiones y ha asumido su puesto como miembro titular de este órgano consultivo de la UE tras su nombramiento por parte del Consejo de Ministros de la Unión Europea el pasado 5 de octubre.

El presidente de la Junta de Extremadura ha recordado que el problema del camalote comenzó hace unos nueve años en el entorno de las Vegas Altas del Guadiana y en la actualidad se ha extendido llegando a Mérida y avanzando hacia Badajoz.

“Es verdad que es una competencia de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, del Gobierno de España, pero a mí me preocupan las consecuencias que acarrea para la agricultura, el turismo y el medio ambiente”, ha manifestado Fernández Vara, quien ha asegurado que ha decidido de acuerdo con la plataforma ciudadana creada para salvar el Guadiana ponerse al frente de los trabajos.

Así, ha explicado que en Bruselas ha hablado con los eurodiputados para ver qué acciones se pueden desarrollar, al tiempo que ha manifestado que si no se hace nada el camalote puede llegar a aguas internacionales porque pasará a Portugal y a la Presa de Alqueva.

Problema de enorme calado

De este modo, ha abogado por pedir ayuda a la UE por ser la entidad que tiene competencias en los asuntos que afectan a más de un país y ha avanzado que se diseñará una estrategia de trabajo conjunta que pasa por una reunión con los responsables de la Confederación Hidrográfica del Guadiana a desarrollar a corto, medio y largo plazo.

“Esto no es una broma, es un tema de enorme calado e importancia y hay que hacer frente desde el Gobierno extremeño, España y la Unión Europea”, ha subrayado Fernández Vara, quien ha considerado que por una parte es preciso investigar, por otra contar con recursos económicos para limpiar y, además, eliminar los restos de la planta.

Fernández Vara ha esperado que la UE establezca ayudas económicas porque se trata de un problema que no solo afecta a la calidad de las aguas, sino también a la agricultura y al medio ambiente, ambas prioridades de la UE.

Vara lleva el problema del camalote a Bruselas